NoMatenAlMono.org
Tal como La Azul, pero invertida. Cama matrimonial, baño y cocina y por último, un gran balcón para sentarse a disfrutar de las vistas que ofrecen las sierras.
Al igual que su compañera Azul, ofrece las mismas prestaciones, invitando también al romanticismo y disfrutar de una insuperable vista a las montañas.
Suspendida en lo alto, romántica e intimista, acoge a dos huéspedes.
Cama matrimonial, baño, y cocina. Acondicionada con calefacción a gas para el invierno y ventilador para el verano.
La Azul cuenta con una amplia terraza, que permite a los huéspedes disfrutar de la mejor vista de la Posada hacia las altas cumbres.
Escondida entre los árboles, recibe a dos huéspedes. Con una cama matrimonial, baño, y cocina equipada, acondicionada con calefacción a gas y ventilador.
Tiene todo lo que hace falta para experimentar la sencillez de lo bien pensado.
Como su gemela La Arrimada, cuenta con las mismas comodidades para que los huéspedes disfruten de una estad placentera. Se aleja un poco del resto, generando un espacio privado agradable.
La Solita descansa contemplando todo el predio, y es la que vigila, en los amaneceres, la aparición del sol en la montaña.
En sus 3 niveles, aloja a 4 huéspedes. Acondicionada con ventilador y calefacción a leña. La cocina y comedor en el nivel medio, el baño, living y dos camas individuales en la parte inferior y por último la habitación principal en el entrepiso superior, vigilando los atardeceres en la montaña.
La arrimada cuenta además con una expansión propia techada que oficia de comedor-galería, generando de esa manera, mayor espacio propio.
Preparada para recibir a 6 huéspedes, la distribución y confort de la misma permiten una estadía placentera. Acondicionada con calefacción a leña, ventilador y aire acondicionado. Cuenta con cocina comedor y living integrado con terraza serrana, 4 camas individuales, baño y por último la habitación principal con balcón hacia los colores de las sierras.